Encontrar la idea de su novela
Consejos de escritura,  El arte de escribir,  Estilo de escritura,  Ficción,  Inspiración

4 consejos para encontrar la idea de su novela

Encontrar la idea de su novela puede ser una tarea bastante difícil si no la consigue bien.
Si eres un apasionado de la escritura o simplemente un aficionado que quiere encontrar su sitio en el mundo de la escritura, has llegado al lugar adecuado :).

El principal objetivo que tengo y que seguramente usted debería tener a partir de ahora es crear un universo en el que sus lectores puedan perderse completamente.

No te sorprendas si te digo que un escritor no piensa como todos los demás. Un escritor es en todos los sentidos diferente de los demás.

Es bastante comprensible que puedas estar un poco abrumado e incluso perdido antes de empezar. Aunque puede ser una parte estresante, encontrar la idea de su novela es una de las partes más interesantes del proceso de escritura.

¡Entonces no te asustes! Este artículo está aquí para ayudarte no sólo a hacer un balance, sino también para ayudarte a organizarte mejor para escribir tu historia.

Si le falta inspiración o no puede encontrar una idea original , aquí tiene algunos consejos para ayudarle a encontrar la idea de su novela.

Antes de empezar, debes saber que encontrar la idea de su novela es bastante fácil si se hace bien. Escribir una novela es simplemente contar una historia como probablemente la has experimentado mientras acampabas o alrededor del fuego con la familia o los amigos.

Hay muchas ideas ahí fuera y en todas partes, sólo tienes que encontrar la tuya y sacarle el máximo provecho.

Tu idea puede ser una gran historia

Stan Lee dice que la idea de Spider Man le vino cuando llegó a casa y vio una araña montada en una pared. 

A James Salter se le ocurrió la idea de The Hunters durante su gira con la Fuerza Aérea durante la Segunda Guerra Mundial. 

Para Mirando July, el autor de The First Bad Man, la idea se le ocurrió durante un viaje en coche. 

JK Rowling tuvo la idea de Harry Potter mientras viajaba en tren de Manchester a Londres King’s Cross en 1990. 

Ben Lerner dice que la idea de las 10:04 se le ocurrió cuando un dentista le dijo que tenía que sacarse un diente porque estaba infectado. Así que se imaginó a sí mismo contándole a su amigo sobre la experiencia. 

Como puedes ver, las ideas vienen de todas las cosas y pueden venir de cualquier manera. Depende de ti encontrar lo que te llame la atención. 

No voy a darte una lista de ideas que rivalizarán con estas novelas, pero te prometo que puedes tener las tuyas propias de forma natural prestando atención a lo que pasa por tu cabeza.

1. Descubrir la pepita 

Es importante saber que la mayoría de las historias, sean cuales sean, comienzan o tienen su origen en un recuerdo, una persona, un olor, un sentimiento, un conflicto, una imagen o incluso una circunstancia. Todo esto es la sustancia que producirá tu fantástica historia. 

La primera que escribí fue sobre mi profesora de baile y mis compañeros de clase. Todo lo que sabía era lo que sentía cuando la veía bailar, la admiración. Este recuerdo se convirtió en una historia ficticia que conté a mis primos en episodios cuando estábamos aburridos en casa. 

También es importante saber que al principio su idea debe ser resumida en una frase. Si alguien te pregunta ” ¿Sobre qué escribes?” debes ser capaz de ser preciso y conciso.

Lo que intento decirte es que tienes que aprender a reconocer el germen correcto, el ingrediente primario que unirá todo y hará que tu historia emerja. Una idea puede comenzar como una idea evasiva e inofensiva, no la descuides, tómala y hazla crecer.

2. Hacer Lluvia de ideas para tener una idea para su novela

La lluvia de ideas es un paso esencial para encontrar la idea de su novela. Tan pronto como tengas una idea, lo primero que debes hacer es escribirla. Empieza a escribir sin preocuparte de lo que estás haciendo. 

Escribe lo que te viene a la cabeza, lo que te cautivó. Puede empezar con una frase, luego una circunstancia, luego un personaje y así sucesivamente.

Normalmente ten un cuaderno o una libreta para anotar o escribir cualquier cosa que te llegue, sin importar dónde estés. Pon tus pensamientos en el papel. No te contengas. Probablemente no usarás todo lo que escribes, pero nunca sabes a dónde te puede llevar una idea. 

No seas perfeccionista desde el principio, deja las correcciones y demás para más tarde. Por ahora, concéntrese en esta idea, estirándola con por ejemplo un diálogo, unos cuantos personajes, todo lo que dé un hilo a su idea. También haz una lista para situar tu idea, por ejemplo:

  • ¿Quién es el personaje?
  • ¿Qué?
  • ¿Dónde?
  • ¿Por qué?
  • ¿Cuándo?

3- Refinar la idea de su novela… 

A medida que vayas a trabajar, encontrarás que tu idea naturalmente se aclara en tu mente. Este es el momento de detenerse y revisar activamente todo lo que caracteriza su idea central antes de pasar al siguiente paso. Con la lluvia de ideas y la investigación realizada anteriormente, ahora convierte tu idea en un concepto claro. Esto significa ser claro y preciso sobre lo que quieres contar. Necesitas identificar lo que es único en tu idea y enfocarte en ello. La investigación en este paso esencial también es esencial. Dependiendo del tipo de historia que quieras contar, puede que quieras hacer una investigación en profundidad sobre : 

  • Períodos/eventos históricos
  • Lugares de la vida real, gente, profesiones, culturas, etc.
  • Conceptos científicos, sociales o filosóficos

La investigación también puede incluir la lectura extensiva de otras novelas de la misma categoría o estilo que la suya. Busca en las novelas de tu género o subgénero cualquier cosa que se parezca a lo que quieres escribir.

Cruza las ideas, estudia el estilo y mira cómo se ve. Siempre es muy importante saber lo que otros ya han hecho antes de empezar a escribir. Piensa en ello como una especie de exploración.

Es útil no sólo para saber lo que pasa en el mercado y el tipo de historia que la mayoría de la gente lee. 

Encontrar la idea de su novela-investigacion
Investigar es una etapa esencial.

Los lectores de este artículo también han leído: 5 consejos para encontrar tu estilo de escritura

4. Crear nuevos personajes y conflictos

Una cosa que debes saber antes de empezar a escribir es que cuando quieres pasar de una idea a una historia, siempre tienes que destacar los personajes y los conflictos desde el principio. Estos dos aspectos son el punto focal de tu novela; sin ellos no hay historia. 

Te aconsejo que crees tus personajes a partir de la gente que conoces. Puede que estés creando una obra de ficción, pero la mayoría de la gente se olvida de que tiene que ser creíble y realista por encima de todo.

Ya sea que se trate de fantasía o de cualquier otro tipo de novela, se aplica la misma regla. Sus lectores deben tener en cuenta que sus personajes parecen reales o no seguirán leyéndolos. Por eso te aconsejo que crees personajes de gente real.

Un personaje es el encuentro entre tus ideas, tus preferencias y lo que has experimentado. Nunca saldrá de la nada. Viene de ti y de aquellos que has tenido que conocer.

Puedes crear personajes inspiradores y originales de tus familiares, de los que te rodean o de los que te inspiran en la televisión.

De nuevo, cruza ideas, personajes y personalidades y experimenta. Tu héroe no tiene que ser un “perfecto caballero”. Dale fallas y le causará problemas. A nadie le gusta el caballero perfecto. De la misma manera, tu villano no debe ser un “señor malo”, debe tener un matiz de bien en él; hazlo humano.

Sabes que los chicos malos generalmente piensan que siempre tienen la razón. 🙂 Úsalo. Las motivaciones y los objetivos son los aspectos más importantes en el desarrollo de tu personaje; el conflicto, en cambio, da sentido a tu historia. 

Explora de principio a fin todo lo que hace que tus personajes sean quienes son y, a partir de ahí, las situaciones a las que se enfrentan. Esto le dará un hilo a tu idea. Pero no profundices demasiado, todavía tienes tiempo para lidiar con todo eso. Por ahora sólo tienes que entender mejor lo que quieren tus personajes principales y lo que les impide conseguirlo o no. 

4. Empezar a escribir.

Vamos, ahora, ¡escribe!

Encontrar una idea para una novela no es suficiente para conseguir una gran historia. En algún momento tienes que dejar de buscar y seguir adelante. Tienes que escribir. Empieza con lo más fácil, lo que ves y sientes. Puede que tengas miedo de que tu idea no esté lo suficientemente madura o que no tenga las semillas de una gran historia.

Es normal no sentirse preparado; es una parte normal de ser escritor. Pero la procrastinación puede impedir que hagas una gran historia de la idea. Luchad contra ello y escribid. Te sorprenderá cómo resultará tu idea mientras trabajas en tu escritura. 

Encontrar la idea de su novela-maquina

Muy pocas cosas pueden cautivar y entretenernos como una hermosa historia. Cada historia nace de una idea. Al principio puede parecer sin importancia, pero al seguir con ello te las arreglarás para crear una hermosa historia.

Eres un creador, te inspiras en todo lo que te rodea y creas historias que permanecerán en los corazones de tus lectores durante mucho, mucho tiempo.

¿Cómo se te ocurre la idea de tu novela?

Comparte tus experiencias en los comentarios 🙂 .

Si le ha gustado el artículo, usted lo puede compartir ! 🙂

Laisser un commentaire

Votre adresse e-mail ne sera pas publiée.